Sexo seguro involucra el disfrute pleno de la actividad sexual pero sin tomar riesgos mayores.El sexo más seguro implica usar un condón de látex o preservativo en forma constante y correcta para cada relación sexual, desde el juego sexual, de manera de evitar entrar en contacto con sangre, semen —incluyendo el líquido pre-eyaculatorio— o secreciones vaginales que puedan contener, por ejemplo el VIH, u otra ETS (enfermedad de transmisión sexual).

Así tenemos que:

El Sexo Oral
Es más seguro si usas un condón no lubricado. En el caso de tener sexo oral  con un hombre (fellatio), es conveniente usarlo desde el mismo momento en que ocurre la erección, ya que el líquido pre-eyaculatorio también puede contener partículas de VIH y no es necesariamente menos riesgoso el detenerse antes de que el hombre eyacule o “acabe”.

En el caso de hacerle sexo oral a una mujer (cunnilingus), puedes utilizar las barreras de látex o un condón masculino cortado por la mitad longitudinalmente. Es importante recalcar que si vas a utilizar una barrera de látex, no se deben utilizar grasas o aceites, ya que los poros del látex se pueden dilatar, se debilitan y pueden permitir la ruptura de la barrera.

El Sexo Vaginal
El sexo vaginal sin protección es más riesgoso que el sexo oral, pero es considerado más seguro cuando se usa un condón de látex lubricado.  Dicho condón no debe estar vencido y no debe haber sido expuesto a temperaturas extremas. El lubricante debe ser con base en agua y NUNCA debe usarse Vaselina u otros productos con base en grasa. Después de la eyaculación, el hombre debe retirar el pene mientras sujeta el borde del condón y desecharlo después de cada uso.

up_0119.jpg   condón masculino y condón femenino    up_0180.jpg

Además del condón masculino, existen también condones femeninos hechos de poliuretano, y pueden insertarse en la vagina hasta 8 horas antes de tener una relación sexual. Al igual que el condón masculino, debe ser usado  sólo una vez.

El Sexo Anal
El sexo anal es el tipo de relación sexual más riesgosa si no usas protección, porque los vasos sanguíneos están muy cerca de la superficie del recto y pueden ocurrir desgarramientos del tejido, permitiendo que una ETS entre de inmediato al torrente sanguíneo. Debido a que el recto no se auto lubrica, debes usar mayor cantidad de lubricante. Para reducir el riesgo de transmisión, debe usar el mismo método de sexo seguro utilizado durante el sexo vaginal, incluyendo el uso del condón femenino.  Si bien éste último no se promueve de ésta manera, puede usarse en el sexo anal tanto en hombres como en mujeres.