ipod-mp3.jpgSe dañan neuronas de la vía auditiva porque se supera la capacidad de resistencia al ruido. Es necesario tener en cuenta ciertas precauciones.

Cada vez son más los jóvenes que pasan horas conectados a los auriculares de iPods y Mp3. En el colectivo o en la calle, cualquier momento es bueno para disfrutar de buena música, pero es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones. Según los especialistas, el uso prolongado de estas tecnologías puede causar trastornos irreversibles en la audición.

“El uso intenso y repetitivo de estos aparatos genera una lesión en la primera neurona de la vía auditiva que se encuentra en el oído interno debido a que superan la capacidad de resistencia al ruido”, explicó el otorrinolaringólogo Carlos Ponce de León.

Entre los síntomas que se evidencian destacó la presencia de acúfenos o zumbidos molestos. En un estadio más avanzado la persona puede padecer hipoacusia, que es la disminución de la audición, y en casos extremos puede derivar en un problema de anacusia que es la pérdida total de la audición. “Es importante prevenir estos trastornos porque son irreversibles. Una vez que se produjo la lesión en el oído no se puede curar”, advirtió Ponce de León.

En cuanto al volumen adecuado para escuchar música, el especialista señaló que no existe un indicador específico. “La intensidad del sonido no tiene que molestar a la persona que está usando los auriculares ni al ambiente que rodea”, explicó Ponce de León.

Límite del sonido saludable

– Cuando es necesario elevar la voz para poder ser oído por encima del ruido ambiente.

– Cuando no se logra comprender a una persona que habla a menos de 19 centímetros.

– Cuando una persona cercana oye la música que se emite por los auriculares del aparato.

– Cuando el sonido excede los 85 decibeles (dB).
La contaminación sonora pone agresivas a las personas
El ruido de la ciudad aumenta la violencia