Combate la alopecia femenina

El problema de la alopecia no pertenece exclusivamente a los hombres. Ya sea por motivos genéticos o por otro tipo de causas, lo cierto es que en el universo femenino, la alopecia es una grave amenaza. Esta enfermedad puede llegar a provocar graves trastornos psicológicos tales como la baja autoestima, estados de angustia y en el peor de los casos, depresión.

La alopecia femenina afecta al menos al 30 por ciento de las mujeres. Algunas adolescentes y jóvenes pueden sufrirla, pero por regla general los dermatólogos afirman que la mujer puede empezar a notar la pérdida del cabello entre los 40 y los 55 años. Hay varios factores que provocan la caída del cabello:

Causas principales.

La causa más frecuente de caída de cabello es la alopecia androgenética –producida por la actuación de los andrógenos, las hormonas masculinas-. Está determinada por 3 factores: envejecimiento, hormonas y herencia. El patrón de alopecia femenino es diferente al del varón, y se denomina patrón “difuso o de corona”. Los cabellos de la primera línea se mantienen siempre normales, no hay entradas como en los hombres. Sin embargo, se cae todo lo que puebla la línea central del cuero cabelludo, aunque rara vez aparece una calvicie. En esta caída de cabello femenina, los pelos son reemplazados por cabellos cada vez más finos y cortos.

Causas secundarias 

Existen múltiples factores que pueden provocar la pérdida de pelo:

Alopecia Areata
Es una enfermedad que produce una pérdida del pelo a parches, tanto en el cuero cabelludo, como en otras partes del cuerpo. Ocurre en hombres y mujeres de todas las edades y especialmente en los más jóvenes. Los folículos afectados disminuyen su producción de pelo, se vuelven muy pequeños y débiles. Algunas personas desarrollan solo unas zonas calvas, que se repueblan en el plazo de un año. Otros, pierden todo el cabello de la cabeza (alopecia totalis) o la totalidad del pelo del cuerpo (alopecia universal). Se cree que es una enfermedad autoinmune, en la que el organismo erróneamente produce anticuerpos contra el folículo piloso (autoalergia). El tratamiento consiste en aplicar Minoxidil, ciclosporina, cremas de esteroides o de antralina o en inyectar cortisona dentro de las zonas calvas.

Anemia ferropénica

La falta de hierro produce caída del pelo tanto en los hombres como en las mujeres. Sin embargo, en éstas el problema es más frecuente, sobre todo en aquellas que tienen reglas largas o abundantes. Esta falta de hierro se detecta con análisis y se corrige con tratamiento médico.

Dieta

Una dieta pobre en proteínas o hierro puede ocasionar pérdida de pelo. Los vegetarianos, las personas que hacen dietas pobres en proteínas y los pacientes con anorexia nerviosa, pueden presentar una nutrición proteica deficiente. Cuando esto ocurre, el organismo ayuda a conservar las proteínas, desviando los cabellos en crecimiento hacia la fase de reposo, con lo que estas personas sufren una caída masiva de cabello unos 3 meses más tarde. Un tratamiento médico basado en una dieta rica en proteínas soluciona el problema.

Enfermedad tiroidea

Una tiroides hiperactiva o poco activa pueden ocasionar pérdida de pelo. Estas enfermedades se diagnostican por los síntomas clínicos y por los análisis de laboratorio. Requieren un tratamiento específico.

Estrés y enfermedades

Se puede comenzar a perder pelo de 1-3 meses después de una situación estresante. Las fiebres altas, infecciones severas o las enfermedades crónicas pueden provocar el debilitamiento y la pérdida del cabello.

Inapropiado cuidado del cabello

El uso excesivo de colorantes, tintes, blanqueadores, permanentes, pueden dañar el pelo si se hacen de forma incorrecta. Al igual que  el champú, cepillado y peinado, necesarios para el cuidado de cabello, pueden dañarlo si se hace de forma incorrecta o excesiva.

Medicamentos

Algunos medicamentos empleados en la quimioterapia del cáncer, provocan un debilitamiento progresivo del cuero cabelludo, ocurre 1-3 semanas después del comienzo. El paciente puede llegar a perder el 90% del pelo, pero éste vuelve a crecer cuando el tratamiento finaliza.

Pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas contienen 2 ingredientes, un estrógeno sintético y un progestágeno. Las mujeres a las que se les cae el pelo mientras toman anticonceptivos orales, están predispuestas por herencia a un debilitamiento progresivo del cabello y esto puede acelerarse por los efectos de la hormona masculina que poseen algunos progestágenos. Si esto ocurre, es aconsejable el cambio a otras pastillas. También cuando una mujer deja de usar determinados anticonceptivos orales, puede notar 2-3 meses después que su pelo se cae. Esta caída dura unos 6 meses y usualmente cesa.

Post-parto

Algunas mujeres pierden grandes cantidades de pelo a los 2-3 meses del parto, a lo largo de unos 6 meses. Tras un tratamiento médico adecuado se resuelve el problema.

Tiñas

Es una infección por hongos en el cuero cabelludo que puede producir pequeños parches de descamación y alguna pérdida de pelo.