(PD/BBC Mundo).- El sueño de mucha gente es bajar de peso sin sacrificios. Un equipo de científicos australianos asegura que descubrió cómo lograrlo. El hallazgo podría conducir al desarrollo de fármacos para quemar grasas y combatir la diabetes.

Los investigadores descubrieron que manipulando los lipocitos (o células grasas) en ratones de laboratorio podían acelerar el metabolismo.

Al extraer de los animales una enzima específica lograron que éstos comieran la misma cantidad de alimento pero quemaran más calorías y no subieran de peso.

El descubrimiento, afirman los científicos del Instituto Howard Florey en Melbourne, podría conducir al desarrollo de fármacos para quemar grasas y para ayudar a combatir la diabetes.

La enzima, que desempeña un papel importante en la producción de grasas, es la llamada “convertidora de la angiotensina” o ECA.

“Esta enzima produce una hormona -la angiotensina- y vimos que una deficiencia en los ratones provocaba una reducción en los niveles de grasa y en el peso corporal”, explicó el doctor Michael Mathai, director de la investigación

MENOS GRASA

Los científicos estudiaron a un grupo de ratones que no tenían la enzima y descubrieron que éstos eran un 20% más ligeros que los ratones normales a quienes se alimentó con la misma cantidad de comida.

Asimismo, tenían entre 50 y 60% menos grasa corporal.

Los científicos creen que este proceso ocurre porque sin la enzima, el hígado aumenta su metabolismo de lípidos.

Tal como explica el doctor Mathai, en el estudio descubrieron que, debido a que procesan glucosa más rápido, los ratones a los que se le retiró la ECA también parecen tener menos posibilidades de desarrollar diabetes que los animales normales.

Actualmente ya existen fármacos que inhiben las funciones de la ECA que se utilizan principalmente para combatir la hipertensión.

Según el doctor Mathai “conocemos los niveles de tolerancia y seguridad de estas medicinas en humanos y ahora sabemos que tienen un efecto adicional en los roedores”.

“Pero todavía no hemos descubierto si funcionarán de la misma forma en humanos obesos”.

Los científicos están ahora investigando si se puede trasladar este efecto de reducción de grasa y peso corporal en humanos.