agosto 2008


Argentina, admiten que es incontrolable el mercado de medicamentos

Un triple crimen, dos suicidios, empresas fantasma y sospechas que siguen acumulándose en todos los rincones dejaron al descubierto que una parte importante del comercio de medicamentos en la Argentina tiene muy poco de saludable.

"Hay remedios adulterados que pueden haber causado muchas muertes sin habernos dado cuenta nunca. Podrían ser cientas o miles. No sabemos", señalaron los fiscales Marcelo Munilla Lacasa y Adrián Giménez, al ser consultados por LA NACION. Desde hace 11 años, ambos investigan la falsificación y la adulteración de remedios que engruesan 550 causas.

Sebastián Forza y Damián Ferrón, dos de los tres empresarios acribillados a balazos, estaban relacionados con la venta sospechosa de remedios. Ariel Vilán, que se tiró de un balcón el domingo pasado, también.

La pista sobre una posible vinculación entre los asesinatos y las actividades de droguerías trajo a la superficie una actividad ilícita que representa, según las cámaras del sector, el 10% del mercado de medicamentos, que en el país mueve unos 11.000 millones de pesos al año.

Consultadas por LA NACION, fuentes oficiales, judiciales y de ONG coincidieron en que la venta de remedios en el país, tal como está planteada, resulta incontrolable. Y todos apuntan a un eslabón: las droguerías.

Existen unas 2500 empresas dedicadas a la compra, recompra y venta de medicamentos (droguerías), que funcionan como intermediarias entre los fabricantes (laboratorios) y las farmacias -de las que hay unas 12.000-, hospitales, obras sociales, el Estado nacional y los gobiernos provinciales.

Registros paralelos

Estas sociedades anónimas deben inscribirse en el Ministerio de Salud, aunque muchas funcionan con permisos provinciales, con lo cual la lista se modifica mes tras mes y su fiscalización resulta muy complicada, por no decir imposible, según las fuentes.

Sólo Forza había operado con tres: Baires Med, Seacamp y Sanfor Salud. Y Ariel Vilán era titular de Unifarma, empresa que tiene una homónima que, llamativamente, es una de las principales importadoras de efedrina en el país. Aquellas droguerías aparecen, según Munilla Lacasa y Giménez, en muchas de las causas sobre adulteración de medicamentos.

Las investigaciones indican que Forza y Vilán insertaban en el mercado legal drogas oncológicas adulteradas (muy caras) como el Beriate y el Kaletra. También, según las averiguaciones, estaban relacionados con la venta de lotes de ritonavir, una droga para tratar el VIH, provenientes del Programa Nacional de Sida y que el Estado entrega en forma gratuita.

"No hay nada más irregular que la cadena de comercialización de medicamentos. Para adulterar se buscan productos muy costosos utilizados para tratar dolencias críticas, con el propósito de que el paciente que fallece no deje sospechas. Ningún familiar de un enfermo de cáncer, por mencionar una patología, pide después una autopsia", explicó Horacio Esber, director de Derechos Sociales de la Defensoría del Pueblo.

En febrero último, el ombudsman Eduardo Mondino advirtió sobre el descontrol en la venta de medicamentos y reclamó al Ministerio de Salud que actuara. El flujo de medicamentos en el país es de 450 millones de unidades por año, nada menos.

Ese ministerio, hoy a cargo de Graciela Ocaña, elaboró un proyecto de ley para enviar al Congreso en los próximos días, que reemplazaría a otros dos en discusión. Propone unificar los criterios para inscribir las droguerías en todo el país y reducirles a esas empresas el amplio campo de acción que actualmente poseen en la comercialización.
Sospechas e inspecciones

El Instituto Nacional de Medicamentos (Iname) es el organismo encargado del control de los fármacos. Depende de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), que, a su vez, está dentro de la órbita de Ocaña.

El Iname cuenta con sólo 15 inspectores para fiscalizar todo el país. "No es un problema de número de inspectores porque, tal como está diagramado el sistema de comercialización, no alcanzaría con nada. Hace falta una nueva legislación y el compromiso de las provincias", dijo una alta fuente del Iname.

Los registros sostienen que, en la última década, el Iname realizó 32.127 inspecciones que arrojaron 581 allanamientos, 129 detenidos, 40 laboratorios clandestinos clausurados y 550 actuaciones judiciales.

Lo llamativo es que, según los registros oficiales, en 2007 se realizaron 2786 inspecciones sin que se detectaran medicamentos falsificados o adulterados. En 2006 hubo 2601 fiscalizaciones también con un saldo negativo. Apenas un año antes, 2005, con menos procedimientos (2180), 0,18% de los medicamentos controlados fueron irregulares.

Vale aclarar que Forza y Vilán fueron generosos aportantes a la campaña electoral de Cristina Fernández de Kirchner, en 2007. Y que el 29 de marzo de 2006 el director del Registro y Fiscalización de Recursos de Salud, Jorge Antoniak (ya fallecido), firmó la autorización de inscripción de la droguería Seacamp SA, adjudicada a Forza.

Como único integrante de esa sociedad aparecía Jaime Lewanboloski, una persona que no existe, según comprobó LA NACION. El Ministerio de Salud, por entonces a cargo del actual embajador en Chile, Ginés González García, no cruzó los datos de Seacamp para certificar que el responsable de una firma que pedía autorización para vender remedios fuera de carne y hueso.

Un funcionario relevado

Hace tres meses la ministra de Salud, Graciela Ocaña, separó de su cargo al director de Registro, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, Oscar Cavarra, de quien dependía el Programa Nacional contra el Sida. LA NACION pudo saber que la decisión de la ministra Ocaña obedeció a que la ex directora ejecutiva del PAMI habría detectado que, durante 2007, las compras del Estado en medicamentos contra esa enfermedad superaban "escandalosamente" las necesidades de los pacientes atendidos.

Por Franco Varise – De la Redacción de LA NACION – Nota completa

Diversas organizaciones acusan a las grandes farmacéuticas de usar a los ciudadanos de ese país como "cobayas" para probar medicamentos que luego comercializan en Occidente

Al menos 49 bebés han muerto desde enero de 2006 en 42 ensayos clínicos efectuados en el Instituto de Ciencias Médicas (AIIMS, por sus siglas en inglés) de India, uno de los más prestigiosos centros públicos del país. El Gobierno se ha visto obligado a abrir una investigación tras las denuncias de diversas organizaciones que aseguran que las multinacionales farmacéuticas se aprovechan de la pobreza y el analfabetismo en ese país para usar a sus habitantes como "cobayas". Tampoco ha contribuido a calmar la polémica el comentario que hizo la semana pasada a la prensa el ministro de Sanidad, Abumani Ramadoss, quien también es presidente del AIIMS, cuando dijo que ésta es "una célebre institución de investigación" y que "los niños habrán muerto por las enfermedades que ya debían de sufrir".

El presidente de la ONG Uday Fundation, Rahul Verma, dio la voz de alarma sobre las muertes, lo que forzó hace ocho días al Ministerio de Salud a exigir la apertura de una investigación, a cargo de un panel médico del propio Instituto. A la denuncia de Verma se sumó la del experto farmacéutico Chandra Gulhati, editor del Índice de Especialidades Médicas, quien observó lagunas y opacidades en las informaciones del AIIMS sobre lo ocurrido.

Gulhati puso el acento en que los niños fueron utilizados para probar dos medicamentos contra la hipertensión. "Estas medicinas, Valsartan (producido por Novartis) y Olmesartan (de Daiichi Sankyo), se prescriben a personas mayores de 18 años; están contraindicadas para niños", ha asegurado a Efe el farmacéutico. "¿Cómo pueden probarlas en niños de un año? No sólo no es ético, sino inédito", ha denunciado. Gulhati se ha preguntado si acaso la hipertensión "es un problema común en los niños de India". "Porque, si no lo es, ¿por qué hacer las pruebas en India y poner a sus niños en peligro sin beneficio alguno?; ¿por qué los niños indios son utilizados como cobayas?".

Las sospechas de Gulhati se fundamentan en el hecho de que los medicamentos probados ya tienen genéricos indios y no se pueden patentar en este país, donde los ensayos clínicos son infinitamente más baratos que en Occidente y el consentimiento de padres analfabetos más fácil de conseguir. "Es obvio que estas pruebas se hacen [en India] para prorrogar las patentes en Occidente sin ningún beneficio para India", ha manifestado. Las compañías extranjeras, ha abundado, "están simplemente aprovechándose de la pobreza y la ignorancia en India".

Una simple lectura del tratamiento

A la polémica ha contribuido la vaguedad de las respuestas del AIIMS a preguntas como qué segmentos de la población fueron empleados en las pruebas, qué información recibieron los padres, qué dolencias sufrían los niños que participaron en ellas o si se recabaron los permisos necesarios para efectuarlas.

El Instituto ha explicado que, cuando los padres son analfabetos, "el médico les lee en voz alta el tratamiento" propuesto para sus hijos. "Si los padres no pueden leer ni escribir, ¿acaso esperan que entiendan las implicaciones de estos ensayos?", ha protestado por su parte Verma.

El portavoz del AIIMS, Y.K.Gupta, ha señalado al ser consultado por Efe que sólo 6 de los 42 ensayos realizados, que implicaron al 5% de los 4.142 niños del total (2.728 menores de un año), fueron financiados por la industria farmacéutica, contaban con el permiso de la autoridad india pertinente (el Controlador General de Drogas) y en ellos "no hubo muertes". Gupta ha añadido que esos estudios, para probar medicamentos contra la hipertensión, se efectuaron al mismo tiempo en EE UU, Rusia y otros países europeos.

Los fallecimientos tuvieron lugar, ha puntualizado, entre niños sometidos a "otros estudios debidamente aprobados por el Comité Ético del AIIMS", como tratamientos para "enfermedades graves con riesgo de muerte", lo que incluyó a pacientes con "sepsis o fallos respiratorios" mantenidos mecánicamente con vida. En estos ensayos, "las muertes se debieron al historial de enfermedad grave que sufrían los niños", ha mantenido. El AIIMS ha negado que escoja a pacientes de clases bajas que acuden a este gran centro público, uno de los pocos de Delhi.

Mientras se espera el resultado oficial de la investigación, Verma ha señalado a Efe haber elevado su denuncia a la Comisión Nacional de Derechos Humanos "para que investiguen si ha habido abuso de los derechos humanos".

EFE – Nueva Delhi – 28/08/2008 – El País – Nota

Caracas, 25 Ago. ABN.- La Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) ha permitido a través de sus planes y misiones de salud que 1 millón 300 mil pobladores del continente latinoamericano hayan recuperado la visión, resaltó el vicepresidente de la República de Cuba, Carlos Lage.

“Para el nuevo médico, el medico del Alba, el enfermo no es un cliente, es un paciente. Los enfermos no son el modo de vida de un médico, son la razón de vida del médico, el médico del Alba no gana dinero, gana vida”, sentenció el representante cubano.

Lage, presente en la II Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estados y Gobiernos del Alba, que se realiza en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, destacó que los proyectos emprendidos en este órgano de integración han permitido que los pobres de Latinoamérica sean libres.
Detalló que gracias a las misiones de alfabetización emprendidas por los países miembros del Alba se han alfabetizado a más de 3 millones 300 mil latinoamericanos y, en la actualidad, se encuentran estudiando la carrera de medicina más de 40 mil jóvenes de esta región.

Asimismo, Lage manifestó su complacencia por la integración de Honduras a este instrumento de solidaridad política, económica y social que nació por inspiración del presidente venezolano, Hugo Chávez, y creció con la colaboración del líder cubano Fidel Castro.

De igual manera, recordó que Venezuela con este mecanismo de cooperación le suministra a los países miembros más de 125 barriles diarios de petróleo a precios preferenciales, con lo cual contribuye a incrementar la capacidad financiera de los Estados miembros para invertir en planes y proyectos dirigidos a la atención a los más pobres.
El vicepresidente cubano aprovechó la ocasión para agradecer al presidente Manuel Zelaya por haber abierto las puertas para restablecer las relaciones diplomáticas y de hermandad entre los pueblos de Honduras y Cuba, distanciadas desde la llegada de la revolución a la tierra antillana.

ABN 25/08/2008
Caracas, Distrito Capital

INTIMIDAD DEL PACIENTE

Las bitácoras ‘on line’ escritas por sanitarios a menudo desvelan datos confidenciales

Es difícil saber con exactitud cuántos de los 70 millones de blogs que existen en la actualidad en Internet están dedicados a la salud. Pero sí se puede asegurar con certeza que es una moda creciente a la que se han apuntado también los profesionales sanitarios, dispuestos a plasmar en estos diarios ‘on-line’ sus vivencias profesionales. Un análisis de varios cientos de ellos revela que esta práctica puede poner en peligro la confidencialidad de los datos de los pacientes.

Se calcula que cada día aparecen en la Red 120.000 nuevos blogs al día. Muchas de estas webs en primera persona están escritas por médicos y enfermeras, que utilizan estas nuevas bitácoras digitales para hablar sobre su profesión, sus problemas diarios, los casos que han pasado por sus manos… Pueden ser anónimos, con autor identificable; de actualización diaria, semanal; serios o humorísticos. Las posibilidades son infinitas.

Un equipo de la Universidad de Pensilvania (en EEUU) ha analizado 271 blogs médicos para comprobar si violan algunos principios éticos de la Medicina.

Pacientes reconocibles

Sus conclusiones señalan que, con demasiada frecuencia, los galenos revelan suficiente información de sus pacientes como para que estos sean reconocibles; en 42% de los revisados se describían casos particulares. En tres de los casos incluso se publicaron las fotos de los pacientes, y en otros ocho los médicos habían ‘colgado’ en su blog alguna radiografía (sin ningún otro dato personal adicional que permitiese identificar de quién se trataba).

El 56,8% de los blogs contenía información suficiente para reconocer a su autor, y también era fácil acertar su especialidad y la identidad de algunos colegas citados. En el 17,7% de los casos se hablaba de los pacientes en un tono negativo.

Otro de los puntos en los que fallaban, según el análisis que publica la revista ‘Journal of General Internal Medicine’, es en la declaración de conflictos de intereses. A diferencia de los artículos que publican en revistas médicas, en los que están obligados a declarar si reciben dinero de alguna compañía, algunos blogueros (un 11%, concretamente) incluían publicidad de productos y fármacos, o incluso los mencionaban en sus textos, sin aclarar si recibían algún tipo de compensación económica por esta especie de promoción.

Pero no todo es negativo en la blogosfera médica. Los autores del estudio reconocen que esta nueva forma de comunicación es una buena manera de acercar la medicina al público general y de dar a conocer puntos de vista que de otra manera nunca tendrían audiencia. Aunque eso sí, piden que las organizaciones médicas se impliquen para guiar los blogs en la buena práctica y afrontar los retos que plantean a la profesión médica. "Los profesionales deben asumir alguna responsabilidad", concluyen.

Todo indica, auguran, que su importancia seguirá creciendo; por lo que sus autores deberán ser cuidadosos en proteger la identidad de sus pacientes y en el manejo de sus conflictos de intereses con la industria. Y deben hacerlo en la Red con tanto celo como harían en la más prestigiosa revista médica.

MARÍA VALERIO – El Mundo – 18 de agosto de 2008 – Link