Es considerado el mal del siglo y se cree que hasta el cambio de horario puede producir alteraciones; el cuerpo humano requiere de 72 horas para que se adapte al nuevo tiempo de dormir, comer y trabajar.

El 90 por ciento de las enfermedades son ocasionadas por una situación de estrés, de acuerdo a la Asociación Americana de la Salud; mientras que la Organización Mundial de la Salud considera que son el 70 por ciento.

Por ello el estrés ha sido llamada la enfermedad del siglo, y se cree que hasta el cambio de horario puede producir un grado de estrés, que requiere de 72 horas para que el cuerpo humano se adapte al nuevo tiempo de dormir, comer y trabajar.

El psicoterapeuta Francisco Javier Marentes Rivas, señaló que el 70 por ciento de las personas que acuden a su consulta presentan enfermedades ocasionadas por estrés.

Aunque el estrés positivo permite la superación de los problemas y el conseguir metas, su presencia no es tomada en cuenta sino hasta que aparecen síntomas físicos o actitudes evidentes; la acumulación de estrés agrava cualquier enfermedad, y deja al cuerpo indefenso ante cualquier virus, bacteria u hongo.
Esto se debe a que cuando una persona tiene demasiado estrés su sistema inmune se debilita, y queda expuesto a las condiciones del medio ambiente, según explicó Celsa López Campos, Subdirectora del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila, Unidad Torreón.

Estas enfermedades que ocasiona el estrés, son en su mayoría metabólicas, como la hipertensión y la diabetes mellitus con todas sus neuropatías; y la gravedad se intensifica cuando la persona tiene una vida sedentaria y desordenada.

Esta resistencia a las situaciones de la vida, puede ocasionar padecimientos como irritabilidad, insomnio o exceso de sueño, dolores de cabeza o musculares, aislamiento, falta de concentración, gastritis, ansiedad generalizada, angustia, irritabilidad injustificada, cambios de humor, distanciamiento de las relaciones socio afectivas y ataques de pánico

También ocasiona dolor en la espalda alta y baja, así como en las articulaciones y cansancio injustificado.
Además, el estrés es el origen de conductas depresivas, suicidas, adicción a medicamentos o drogas, trastornos alimenticios como anorexia o bulimia.

Es por ello que los médicos recomiendan actividades físicas o mentales que proporcionen espacios de esparcimiento, relajación y diversión.

De acuerdo a López Campos, el estrés ocasiona depresión, enfermedad que hace unas décadas era considerada propia de mujeres y ancianos, y que ahora es demasiado frecuente entre los jóvenes.
Esta doctora explicó que no hay estudios en México respecto a esta situación, pero en Europa han diagnosticado que el suicidio, está entre las tres primeras causas de muerte entre los jóvenes.
De acuerdo al nutriólogo y terapeuta complementario, Gerardo Olivio Espinoza, el 35 por ciento de los pacientes que toman terapias alternativas para reducir el estrés son jóvenes universitarios.

El psicólogo Manuel Cervantes Mijares explicó que son los cambios vertiginosos que se presentan en la vida y la resistencia a ellos, lo que ocasiona el estado de tensión, esto es el estrés.

Tales situaciones y la resistencia no se presenta sólo en los adultos y adultos mayores, sino en jóvenes y niños provocando enfermedades.

Milenio – 07 de abril de 2009 – Leer la nota completa